Select Page

Candidiasis crónica, la enfermedad oculta

Candidiasis crónica, la enfermedad oculta

Juana era una paciente muy activa en el trabajo y comenzó a quejarse de que era incapaz de llevar a cabo su rutina diaria, hasta el punto de tener que pasarse días en cama. Empezó a sentirse triste y los médicos solo sabían decirle que tenía depresión. Después de un año, seguía fatigada y cada día se sentía peor. Comenzó a tener dolores en las articulaciones, dolores abdominales y de cabeza. Empezó a volverse irritable y a sentir picor vaginal.

Tras visitar a diferentes médicos, un doctor le dijo que podría tener candidiasis. A partir de ahí, se hizo los estudios y fue diagnosticada con Candidiasis crónica.

La cándida es una levadura que está presente en nuestra piel, en el aparato digestivo y genitourinario. Su función es mantener un PH sano, sirve de alimento y equilibrio a nuestra flora intestinal, absorbe metales pesados y ayuda a degradar restos de carbohidratos no digeridos.

La cándida puede empezar a crecer sin control en los intestinos, ramificándose y colonizando todo el canal intestinal. Durante este proceso, puede llegar a lesionar las paredes del intestino y así invadir el torrente sanguíneo e infiltrarse en otros tejidos.
Es de vital importancia entender que la digestión y absorción de nutrientes se produce en el intestino delgado que está recubierto por una mucosa. En condiciones óptimas, esta mucosa no deja pasar a la sangre sustancias tóxicas, metales pesados, químicos, etc. Cuando aumenta la permeabilidad intestinal a consecuencia de la cándida, se absorben estos tóxicos que producen síntomas y debilitan el sistema inmunológico.

Síntomas generales:

  • Falta de vitalidad
  • Cansancio
  • Fatiga
  • Deseos incontenibles de comer carbohidratos refinados (pan, galletas, etc) y tomar bebidas fermentadas
  • Dolores musculares
  • Dolores en las articulaciones
  • Hinchazón abdominal
  • Molestias digestivas
  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Depresión
  • Irritabilidad
  • Falta de concentración
  • Picor e infecciones vaginales
  • Dolor de cabeza

Métodos de laboratorios

Las pruebas de laboratorio no garantizan el diagnóstico de una candidiasis crónica intestinal. En general, la prueba que se utiliza para detectarla es el cultivo de heces o el examen microscópico de alta definición o electrónico que nos permite observar una densa red de cándidas, pseudohifas e hifas (estas dos últimas son cándidas y confirman el proceso de infección) en una muestra de sangre.

El tratamiento es prolongado e incluye una dieta especial por un mes y un tratamiento con antifúngicos o con productos naturales.

La dieta anti-candida incluye lo siguiente:

  1. Eliminar azúcares refinados
  2. Eliminar la leche y otros productos lácteos
  3. Eliminar los alimentos con un alto contenido de levadura: pan, galletas, bebidas alcohólicas fermentadas (vino, cerveza, champán), frutas secas, melones y cacahuates.
  4. Tomar una cucharada de aceite de linaza al día
  5. Descansar
  6. Dormir bien
  7. Hacer ejercicio
  8. Eliminar el uso de antibióticos, esteroides, fármacos inmunosupresores y píldoras anticonceptivas (a menos que exista una necesidad médica absoluta).

Tratamiento con fármacos antifúngicos (anti hongos) por un mes o tratamiento natural durante tres meses con los siguientes suplementos:

Biotin: Es una vitamina hidrosoluble (significa que el cuerpo no tiene la capacidad de almacenarla y por lo tanto hay que consumirla a diario). Esta vitamina ayuda al cuerpo a descomponer las grasas, los carbohidratos, y otras sustancias. La encontramos en abundancia en alimentos de origen animal tales como: vísceras en general (en especial el riñón y el hígado), las carnes, yema de huevo, leche, quesos, pescado, pollo, en la jalea real, etc. Para los veganos o los vegetarianos, se puede encontrar en alimentos como: cereales integrales y sus derivados, cebada, nueces, guisantes, garbanzos, coliflor, papa, plátano, uva, sandía, aguacate, fresas, cacahuete, almendras, guisantes secos y soya.

  1. Aquí podemos relacionar algunos de sus beneficios:
  2. Ayuda a aliviar el estrés
  3. Ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre ayudando así a controlar el crecimiento de la cándida
  4. Ayuda a mantener la piel sana ayudándola a renovarse.
  5. Ayuda en problemas de caída del cabello
  6. Ayuda a fortalecer las uñas
  7. Evita la aparición de canas prematuras
  8. Evita la aparición de arrugas prematuras y ayuda a combatirlas
  9. Mantiene la barrera protectora de la piel
  10. Ayuda con la memoria y la concentración

Undecylenato de calcio: Es un antifungal extremadamente eficaz, de amplio espectro y bien tolerado.

Pau d’arco: Tiene propiedades astringentes, analgésicas, antivirales, laxantes, antimicrobianas y antifungales, por lo que es considerada eficaz para tratar la candidiasis y otras infecciones por hongos y levaduras.

Enlyse: Es una mezcla de enzimas que promueve una digestión efectiva y así protege a los intestinos de la invasión por cándida.

Berberine: Ayuda el metabolismo saludable de la glucosa y promueve la salud intestinal para combatir las toxinas liberadas por la cándida.

Ácido sórbico. Es un preservativo, principalmente contra hongos y levaduras.

Trans Resveratrol: Es un compuesto vegetal. Tiene propiedades antioxidantes y es capaz de proteger al organismo contra daños generados por el estrés oxidativo, ayudando a proteger la mucosa intestinal.

Candida Aid

La cándida es una levadura del cuerpo que, cuando se produce en exceso, puede causarte todo tipo de molestias. Candida Aid es una novedosa fórmula para dejar la candidiasis fuera de combate.

Sobre el Autor

Alvaro Skupin

El Dr. Skupin es un innovador en el desarrollo de protocolos para tratamientos con Células Madre derivadas del tejido adiposo y en Medicina Regenerativa para restaurar la salud y la calidad de vida en pacientes con enfermedades degenerativas.

Últimas Cápsulas

Loading...

Sobre Nancy Alvarez

Es doctora en psicología clínica con maestría y post grados en terapia familiar, de pareja y sexual, también tiene... Leer más.