Select Page

CARTA ABIERTA PARA AMERICAN AIRLINES

CARTA ABIERTA PARA AMERICAN AIRLINES

No sé para que soy leales a ustedes, si cada experiencia al viajar en American Airlines es peor. De que me sirve ser Platinum si me tratan como una enemiga. Cometí el error de viajar a Barcelona, España con ustedes, es el peor viaje a Europa que he hecho en mi vida. No conseguimos primera clase y cada vez es más difícil y más cara, alrededor de 3,000 dólares sin lo que ya había pagado por el pasaje, lo que pasamos en clase económica fue un lío y no de ropa. Primero mi asistente trato de conseguir “una salida de emergencia” en la que no podíamos ni escribir porque nos chocábamos los codos, en mi vida había tenido tan poco espacio y POR OCHO HORAS, esto es un abuso y un cuento más de que nos dan “más espacio cada día”. La comida un desastre, mala, llena de carbohidratos y en ocho horas solo nos dieron algo para comer y un “desayuno” horroroso. ¿Dónde quedo la American Airlines que yo conocí? ¿Dónde quedo el que usted si tenía problemas con ciertas comidas (como es mi caso) podía llamar y le daban la comida que usted tenía que comer, no por ñoñerías, si no por enfermedad? Y el colmo es que no dan opción a comprar algo que sirva, ya que lo que se puede comprar en algunos vuelos es malísimo y carísimo.

En esas malditas ocho horas ni se pudo ver una película, porque no teníamos televisores, ya esto es el colmo. Pienso que esto es abuso al consumidor y nadie nos defiende de estas corporaciones que cada día cobran más para que el consumidor solo reciba menos. Y después hablan de países tercermundistas!

Pero mi tortura no acaba ahí. Regreso desde Munich por su “nueva adquisición” US Airways que hace un buen tiempo se unió a ustedes pero donde no nos tratan como si viajáramos en American. Allí tampoco pudimos viajar en primera, siempre está llena, no sé como se las ingenian para viajar siempre llenos aun en temporada baja. Las autoridades de USA son culpables por no tener un REAL SISTEMA DE TRENES, como en Europa. No entiendo porque aquí no existe un medio de transporte moderno que nos libre en lo posible de la mala experiencia que es viajar en avión en este tiempo. Copien el tren rápido Ave de España, y otras ciudades y países de Europa, ¿no dizque somos la potencia del mundo?



Abordamos a las 12:15 pm y como hay que estar tres horas antes, sin el tiempo de chequeo en el hotel y el viaje al aeropuerto, es de suponer que tenemos hambre. Nos dieron de nuevo un desastre de comida, sin vegetales, pan más frío que un muerto, galletas y harina por todos lados….pasan las horas, en un vuelo de 9 horas y al preguntar si nos pueden vender algo para comer, nos contesta de mala gana un idiota, que en una hora y media darán una merienda. ¿Saben cuál fue? Una fundita pequeña de pretzel, otra porquerías de harina y agua o jugos llenos de azúcar y ácidos….y yo con colitis, ¿qué les parece? Después de cuatro horas nos volvieron a dar un pan con un poquito de queso y dulces de nuevo. Parece que tienen como finalidad matar a los diabéticos o subir más la pandemia de obesidad de USA, que bastante alta esta. Sería bueno que Michelle Obama revise lo que se sirve en los aviones además de vigilar la porquerías que dan en las escuelas, AA les gana, estoy segura…quizás pretenden matarnos a todos lo que aun viajamos por AA. Creo que debo decidir como mi sobrino Gerard Quiroga, cuando viaja de Los Angeles a Miami prefiere llegar a Fort Lauderdale y no subirse a un avión de AA ¿Motivo? Cosas tan hermosas como las que les cuento.

Es que USA se convertirá en nuestros países de origen, donde ya ni nos quejábamos porque nadie nos defendía ¿Quizás debemos empezar a defendernos solos y sublevándonos como está pasando en México?

Sobre el Autor

Nancy Alvarez

Psicología Clínica con maestría y post grados en terapia familiar de pareja y sexual. Miembro del Board Americano de Sexualidad.


Últimas Cápsulas

Loading...

Sobre Nancy Alvarez

Es doctora en psicología clínica con maestría y post grados en terapia familiar, de pareja y sexual, también tiene... Leer más.

Tienda en Línea