Select Page

Cuando muere un ser querido

Cuando muere un ser querido

Todos sabemos que algún día nos tocará enfrentar la muerte de algún ser querido. Sin embargo, quizás por temor o por tabú, evitamos hablar del tema. Pocas personas se preparan para afrontar la muerte de un ser querido y quienes lo hacen suelen pensar en procedimientos legales y asuntos funerarios. Así, cuando finalmente sucede, entre tantas emociones nadie se detiene a pensar cuál es la mejor manera de explicar lo sucedido a los niños de la familia.

Tener un concepto sano de la muerte puede evitarnos muchos temores innecesarios y noches en vela. Por eso, el que nuestros niños puedan tener una experiencia constructiva es muy importante ya que sabemos que, a lo largo de la vida les tocará inevitablemente despedir a varios seres queridos.

Es esencial entender que la muerte es parte de la vida misma. Es parte de un ciclo que va en espiral y que, por lo tanto, no tiene que significar el fin.



Cómo se aborde el tema dependerá en gran parte de las creencias que la familia tenga al respecto. Aun así, a continuación ofrecemos algunas pautas que el adulto puede seguir para ayudar a su niño a entender mejor la situación.

  • Aborde el tema con naturalidad. Evite ser trágico. Si es coherente con las creencias familiares, compárelo con el ciclo de vida de una planta o con una persona que hace un viaje.
  • Evite dar demasiados detalles sobre las causas de muerte. Ahórrese las fotos sórdidas y los comentarios morbosos o sensacionalistas. La idea es no impresionar innecesariamente al niño.
  • Proponga al niño (a partir de los 4 años de edad) participar en algunos rituales. Por ejemplo, pueden comprar flores y llevarlas a los familiares o al sepelio. Es importante que aprenda a ser solidario y respetuoso del dolor ajeno. Igualmente entender que hay un momento en la vida para cada cosa.
  • Permítale llorar y hacer todas las preguntas que quiera, pero no le dé más información que la que necesita.

Es posible que en los días siguientes el niño sienta miedo de que usted o cualquier persona querida muera de repente. Por lo tanto, manténgase cerca, recuérdele cuánto le ama y realicen actividades que desvíen su atención de lo sucedido. Aprender a superar los momentos de tristeza es una gran lección que sirve para toda vida.

Sobre el Autor

Aurora Badillo Calderón es educadora, esposa y madre. Es magister destacada en Educación Primaria y Diplomada por la Universidad Católica del Uruguay en certificación con la UNESCO en Diseño y Desarrollo Curricular. Además, tiene especialidades en “Enseñanza de la lectura y la escritura en la escuela primaria”, “Alta gestión de proyectos” y “Gerencia y productividad”. Ha dedicado la última década a la capacitación docente y coordinación de proyectos educativos.


Últimos Videos

Loading...

Sobre Nancy Alvarez

Es doctora en psicología clínica con maestría y post grados en terapia familiar, de pareja y sexual, también tiene... Leer más.

Tienda en Línea