Select Page

El desnudo y los niños

El desnudo y los niños

Cuando se trata de niños y desnudo surgen muchas preguntas:

  • ¿Me debo bañar con mis hijos?
  • ¿Debo dejar que mis hijos me vean desnudo?
  • ¿Desde qué edad es correcto que mis hijos me vean desnudo?
  • ¿Hasta qué edad pueden verme sin ropa?

La psicología infantil establece varias pautas y aquí intentaré aclarar estas preguntas. ¿Me acompaña?

Es durante la infancia cuando los niños aprenden a ver la desnudez como algo hermoso y natural y el periodo que determina la actitud que tendrán en el futuro ante un cuerpo desnudo. Dicha postura la establecen en esa etapa de su vida y la mantienen por el resto de ella. Esto es muy importante, ya que una persona sexualmente sana debe tener un sentimiento de naturalidad ante un cuerpo desnudo. Tristemente, esto no es común, la mayoría de las personas tiene un pudor excesivo ante el desnudo y eso obviamente, inhibe su sexualidad. ¿Qué origina esa inhibición exagerada ante la desnudez?

Los sexólogos creemos que la mayoría de nosotros difícilmente hemos visto personas desnudas en nuestra familia y en generaciones pasadas esto se consideraba una “falta de vergüenza”. Por años, se ha visto la desnudez como algo antinatural y, de hecho, actualmente se critica el que las jóvenes muestren el ombligo, la barriguita y las piernas, asociando esto con la responsabilidad por las violaciones y los abusos sexuales, ya que están “enseñando de más”. Esto es erróneo pues cada quien es responsable de su conducta sexual, especialmente durante la adolescencia y la adultez.

Muchas veces, la pornografía es el único acceso al desnudo, algo distorsionado, ya que en dichas películas y revistas, los cuerpos son perfectos. La pornografía es una caricatura de la sexualidad que la distorsiona por no ajustarse a la realidad. Los niños y adolescentes pueden inferir que la desnudez sólo está permitida a personas jóvenes y con cuerpos perfectos, lo cual no es cierto, real, ni sano.

Consejos para una educación sexual bien dirigida

  • Enséñele a sus hijos que el cuerpo desnudo es lindo y natural.
  • Durante la infancia, deje que sus hijos anden sin ropa cuando sea oportuno.
  • Vístase y desvístase delante de ellos mientras son pequeños. Esto no es recomendable en la adolescencia o cuando a ellos les dé vergüenza y no quieran. Lo mismo aplica a usted, si no se siente cómodo dejándose ver desnudo, no lo haga y trabaje esto si no quiere pasarle sus prejuicios y tabúes a sus hijos. Los niños son expertos leyendo el lenguaje no verbal, se darán cuenta y se confundirán. Es un y un no al mismo tiempo, y lo perciben.
  • Los primeros años es la etapa perfecta para bañarse con sus hijos y contestar sus preguntas sobre el cuerpo. El baño es un momento oportuno para educarlos en este sentido y jugar con ellos. Si le preguntan algo que no sabe, dígales que investigará la respuesta pero HÁGALO, sino los niños lo averiguarán con cualquiera y perderán la confianza en usted.
  • A las niñas se les debe decir que aunque no tienen pene sí tienen “una bolsita” dentro de ellas donde puede crecer un niño, algo que los varones no pueden hacer. Esto hace que no se sientan “inferiores” a ellos y empiecen a valorar su cuerpo y las diferencias entre el hombre y la mujer.
  • Tanto el niño, como la niña deben saber que cuando sean grande tendrán sus órganos genitales tan grandes como los de papá y mamá, senos grandes, pene grande, vulva grande y con vello. Esto evitará que se sientan inferiores a sus padres por tener sus genitales tan pequeños.
  • No se debe permitir que los hijos acaricien los senos de mamá. Por ejemplo, en el caso del varón, hay que advertirle que son de papá y que cuando él sea mayor, lo podrá hacer con su pareja responsablemente. Uno de los objetivos de una buena crianza es hacer a los niños independientes y poner fronteras.

A medida que el niño crece es recomendable que se vaya reduciendo la exposición a la desnudez de los padres. Por ejemplo, durante la adolescencia los jóvenes tienen las hormonas revoloteadas y tienden a excitarse fácilmente. Excitarse ante un padre desnudo puede generar culpa. Antes de llegar a esta etapa ellos mismos empiezan a no querer dejarse ver desnudos por sus padres y esto debe respetarse.

Sobre el Autor

Nancy Alvarez

Psicología Clínica con maestría y post grados en terapia familiar de pareja y sexual. Miembro del Board Americano de Sexualidad.


Últimos Videos

Loading...

Sobre Nancy Alvarez

Es doctora en psicología clínica con maestría y post grados en terapia familiar, de pareja y sexual, también tiene... Leer más.

Tienda en Línea

Compartir16K
Twittear
Compartir
Pin
Stumble