Select Page

Enfermedad de Peyronie, la condición que muchos hombres sufren en silencio

Enfermedad de Peyronie, la condición que muchos hombres sufren en silencio

Poco se ha hablado de esta disfunción sexual que causa muchos problemas de pareja, miedos, ansiedad y hasta depresión y divorcio. La Enfermedad de Peyronie fue descrita inicialmente por Francois Gigot de la Peyronie en 1743. Es una condición caracterizada por la presencia de una placa fibrosa en una membrana dentro del pene (la túnica albugínea) que produce deformidad, curvatura, estrechamiento y acortamiento del pene.

Los hombres que la padecen se retraen ante las oportunidades de encuentros sexuales, o bien puede ocurrir que las relaciones se realicen rápidamente o en un entorno con poca luz, debido a como esta condición ha afectado directamente la autoestima (autoimagen) de los hombres. Por ello, no es fácil hablar sobre este tema con la pareja, ni acudir oportunamente al médico. Esto causa gran frustración y depresión en los pacientes, acompañada de disfunción sexual, entre ellas disfunción eréctil. La parte emocional va desde depresión hasta serios problemas de pareja debido a que la esposa o compañera sexual empieza a creer que hay “otra” y por eso su esposo o compañero, no la busca sexualmente hablando. Si ya conoce la situación, si han hablado sobre eso, sus relaciones pueden ser dolorosas, tanto en el hombre como la mujer empeorando mas el cuadro.



La prevalencia de la Enfermedad de Peyronie es baja, tradicionalmente se ha considerado una enfermedad rara, supuestamente solo el 1% de la población masculina la sufre. Sin embargo, estudios recientes sugieren que su prevalencia puede ser mayor, situándose alrededor de un 5% o incluso más. Como siempre en la conducta sexual, las personas tienden a no hablar de esto y negarlo, mas en los hombres si tiene que ver con su ereccion o eficacia en el acto sexual. De hecho, muchos hombres rechazan consultar a su médico al considerar esta disfunción como algo vergonzoso.

Los afectados principalmente son varones de edad media, el 75% de los casos se presenta en edades entre los 45 y los 65 años. Sin embargo, existen casos descritos desde los 18 hasta los 80 años de edad.

Afecta fundamentalmente a los hombres de raza blanca. Hay pocas excepciones entre pacientes de raza negra y hasta hoy no se han descrito casos entre hombres orientales.

¿Cuáles son las causas más importantes de la Enfermedad de Peyronie?

Hasta el día de hoy, las causas son desconocidas pero hay varias condiciones que se han asociado a esta enfermedad.

Traumatismos: los múltiples microtraumatismos que sufre el pene durante la actividad sexual podrían desencadenar una respuesta inflamatoria que evolucionaría hacia la fibrosis de algunas partes del pene. Esta es la teoría más aceptada.

Genéticos: tiene una tendencia a encontrarse en algunas familias (heredada o predisposición genética), pero esto no es común.

Autoinmunes: se ha visto la presencia de anticuerpos que se cree pudieran estar implicados en el desarrollo de la enfermedad.

Vasculares: hipertensión arterial y arterioesclerosis.

Metabólicos: diabetes, hipercolesterolemia, obesidad.

Infecciones: uretritis es una inflamación (irritación con hinchazón) de la uretra (el conducto por el que se elimina la orina) que puede continuar durante semanas o meses.

Signos y síntomas

  • Dolor en el pene: se produce principalmente durante la erección, y normalmente se resuelve dentro de los primeros 12-24 meses. El 90% de los afectados por la Enfermedad de Peyronie presentan mejoría o desaparición completa del dolor pasados unos 18 meses desde el inicio de ésta, a pesar de no recibir ningún tipo de tratamiento. Su intensidad es variable, pudiendo ser desde leve hasta muy intensa.
  • Deformidad del pene: es más evidente durante la erección. Suele ser bastante llamativa a la vista, siendo el principal motivo por el que los hombres consultan a su médico. La desviación del pene puede dirigirse hacia cualquier dirección, aunque lo más frecuente es que sea hacia arriba (40-45% de los casos), seguida de la desviación hacia un lado (25-30% de los casos). La curvatura hacia abajo es más rara. El grado de desviación es muy variable, y oscila desde una curvatura leve o moderada hasta una curvatura severa que impide incluso el tener relaciones sexuales.
  • Disfunción eréctil: está presente en un 20-50% de los varones con la Enfermedad de Peyronie, aunque resulta difícil diferenciar qué porcentaje de disfunción eréctil se asocia a la enfermedad en sí y qué porcentaje se debe a la ansiedad y problemas psicológicos que desarrollan secundariamente a las alteraciones de la forma del pene.

Diagnóstico

Es relativamente sencillo, y en la mayoría de los casos se realiza a base de la historia clínica y la exploración física.

Es necesario un interrogatorio detallado, que recoja la edad del paciente, posibles factores de riesgo para padecer la enfermedad, y el tiempo de evolución de los síntomas. Hay que sospechar de la Enfermedad de Peyronie cuando el paciente se queje de los siguientes síntomas: aumento de la curvatura, presencia de zonas endurecidas en el pene y dolor con la erección.

Inspección y palpación del miembro viril es una parte fundamental del diagnóstico. En la mayoría de las ocasiones, es normal que durante una inspección el pene esté flácido y que al palparlo se pueda comprobar la existencia de una zona dura al tacto (placa fibrosa), que por lo general se encuentra en la cara dorsal (parte de encima) del pene. La existencia de placas en la cara lateral (los lados) del pene o en su cara inferior es menos común. Además, en ocasiones también se puede realizar la medición de la longitud y la curvatura del pene cuando esté erecto.

Tratamiento

La evolución de la Enfermedad de Peyronie varía de un hombre a otro. Algunos experimentan mejoría sin tratamiento. De manera que inicialmente se recomienda un período de observación y espera, de alrededor de un año durante el cual se estudia la progresión de la placa, la curvatura del pene y la función eréctil, antes de planificar el tratamiento.

Tratamiento no quirúrgico

Si la enfermedad no mejora sin tratamiento, se puede emplear alguno de los siguientes tratamientos:

La terapia oral: incluye varios medicamentos dentro de los cuales se incluyen la vitamina E y la colchicina. Estos medicamentos no han probado ser del todo efectivos y se necesitan más estudios que demuestren su eficacia para poder así recomendarlos.

– La terapia intralesional: inyección de medicamentos en el interior de la lesión. Se han utilizado corticoesteroides, bloqueadores de canales de calcio e interferones. Últimamente se están investigando la terapia de choque e inyección de colágena con resultados mixtos, sin embargo los beneficios que otorgan quizás sean el de estabilización de la enfermedad, evitar la progresión de la misma y en un porcentaje muy bajo la regresión de la enfermedad. 

Tratamiento quirúrgico

Se plantea la opción quirúrgica cuando el aspecto estético del pene en erección es inaceptable, cuando el coito es doloroso o persiste durante varios meses una erección de mala calidad. La cirugía es eficaz para restaurar una erección normal, aunque estos métodos pueden producir efectos secundarios no deseables como la pérdida parcial de la erección o el acortamiento de la longitud del pene.

Tratamiento con células madre

Las células madre son extraídas del tejido graso del paciente y se aplican en la placa y en los cuerpos cavernosos, estas células capaces de diferenciarse en músculo liso, vasos sanguíneos y nervios pueden además regenerar el tejido dañado.

En el Instituto Mother Stem realizamos un estudio que demostró que las células madre mejoraron significativamente la curvatura del pene y corrigieron la disfunción eréctil en los sujetos que la padecían. También se observó que con este procedimiento aumenta la circunferencia media y longitud del pene, tanto en estado flácido como erecto.

Testimonio

“Soy GH, tengo 69 años de edad, vivo con mi esposa y soy ingeniero. Tengo antecedentes de diabetes mellitus, obesidad y fui operado de cirugía cardíaca (4 bypass) hace seis años. A raíz de todos estos problemas y los tratamientos que me indicaron los cardiólogos, comencé a tener problemas de erección. Además, durante años tenía una desviación muy pronunciada de mi miembro en un ángulo de 90 grados. Mis erecciones eran muy dolorosas y había perdido tamaño y grosor de mi pene.

En junio de 2015 visité el Instituto Mother Stem. En la consulta con el Dr. Álvaro Skupin me explicó el procedimiento con células madre y el potencial de los beneficios así que tomé la decisión de realizármelo inmediatamente. Al año regresé a la consulta de seguimiento y había controlado mis niveles de azúcar, tenía mejor estado general y habían desaparecido, los dolores articulares.

Los trastornos de la desviación de mi miembro se corrigió en 45 grados, las erecciones ya no son dolorosas, aumentó el tamaño y grosor de mi miembro, así que considero que la mejoría fue considerable, el tratamiento para mí ha sido un éxito y ha mejorado mi calidad de vida. Lo recomiendo, y por eso repetí el tratamiento un año después.”

Hablamos de esta enfermedad en el segmento Mi Doctor y Yo.

Referencias

Gokce A, Peak TC, Abdel-Mageed AB, Hellstrom WJ. Adipose Tissue-Derived Stem Cells for the Treatment ofErectile Dysfunction.Curr Urol Rep. 2016 Feb;17(2):14

Levy JA, Marchand M, Iorio L, Zribi G, Zahalsky MP Effects ofStem Cell Treatment in Human Patients With Peyronie Disease. J Am Osteopath Assoc. 2015 Oct;115(10):e8-13.

Lin CS, Lue TF. Adipose-derivedstem cells for the treatment of Peyronie’s disease? Eur Urol. 2013 Mar;63(3):561-2

Reed-Maldonado ABLue TF .World J Mens Health. The Current Status of Stem-Cell Therapy in Erectile Dysfunction: A Review.2016 Dec;34(3):155-164. doi: 10.5534/wjmh.2016.34.3.155. Epub 2016 Dec 22.

Soebadi MA, Moris L, Castiglione F, Weyne E, Albersen M. Advances instem cell research for the treatment of male sexual dysfunctions. Curr Opin Urol. 2016; 26(2):129-39.

 

Si usted necesita más información o esta Interesado(a) en algún proceso de Células Madre puede contactarnos en:



Dr. Álvaro H. Skupin, MD, FACP, FCCP
Mother Stem Institute
2100 Ponce de Leon blvd Suite 1010, Coral Gables, Florida 33134
LLámanos al: 305-676-7269 o 305-443-4126 o complete el formulario debajo para enviarle información.

¡Visita la Web!

Contacta a Mother Stem

15 + 12 =

Sobre el Autor

Alvaro Skupin

El Dr. Skupin es un innovador en el desarrollo de protocolos para tratamientos con Células Madre derivadas del tejido adiposo y en Medicina Regenerativa para restaurar la salud y la calidad de vida en pacientes con enfermedades degenerativas.


Últimos Videos

Loading...

Sobre Nancy Alvarez

Es doctora en psicología clínica con maestría y post grados en terapia familiar, de pareja y sexual, también tiene... Leer más.

Tienda en Línea