Select Page

Los 9 mitos sobre las armas de fuego

Los 9 mitos sobre las armas de fuego

A diario, noventa y tres estadounidenses mueren y cientos más resultan heridos por la violencia armada. Es por eso que es vital mantener un diálogo abierto y honesto sobre este tema. Una manera en que podemos ayudar a cambiar la cultura letal de armas de Estados Unidos es disipando los mitos que el lobby de las armas propaga para apoyar su peligrosa agenda de “armas de fuego para todos, en cualquier momento y en cualquier lugar”.

Aquí encontrarás nueve mitos generalizados sobre las armas de fuego, la violencia armada y las leyes de seguridad de armas. Éstos son algunos de esos mitos y algunos hechos que puedes utilizar al tener conversaciones con otros sobre armas, violencia con armas de fuego y leyes de seguridad de armas en los Estados Unidos.

Mito #1: Más armas = menos crimen.

Realidad:

Si tener más armas nos hiciera más seguros, los Estados Unidos sería el país más seguro del mundo. En cambio, tenemos una tasa de homicidios con armas de fuego 25 veces mayor que en otros países desarrollados. Los Estados Unidos representa solo el 46 por ciento de la población de los países desarrollados, pero más del 80 por ciento de las muertes por armas de fuego. En Estados Unidos hay una crisis de violencia armada. Por cada dos personas heridas con una pistola, una es asesinada. Debemos hacer más para mantener las armas fuera del alcance de personas con historias peligrosas y promulgar leyes de control de armas y de sentido común, que van de la mano con la Segunda Enmienda.

Mito #2: La ley federal prohibe a TODOS los perpetradores de violencia doméstica tener armas de fuego. 

Realidad:  

La ley federal prohíbe la posesión de armas de fuego a perpetradores de violencia doméstica condenados por delitos graves y delitos menores y aquellos sujetos a órdenes de restricción por violencia doméstica. Sin embargo, la ley federal generalmente no incluye a los perpetradores de violencia durante el noviazgo. Esto a menudo se llama “el vacío del novio”. La ley federal tampoco incluye a los acosadores condenados, ni exige que los delincuentes entreguen las armas que ya tienen.  La legislación para cerrar algunos de estos vacíos legales está ante la consideración del Congreso. Los estados también están reconociendo que se debe hacer más para mantener las armas fuera del alcance de los perpetradores de violencia doméstica. Desde 2012, 25 estados y el Distrito de Columbia han fortalecido sus leyes para mantener las armas fuera del alcance de los perpetradores de violencia doméstica. 

Mito #3: Fortalecer las leyes para controlar las armas no funciona. Mira Chicago.

Realidad:

Si bien no existe una sola ley que pueda prevenir la violencia con armas de fuego, varios estudios muestran que las leyes de control de armas sí funcionan. Los datos de los estados que requieren verificación de antecedentes (background check) de todas las ventas de armas de fuego muestran que hay un 48 por ciento menos de tráfico de armas en sus ciudades. Además, hay evidencia de que Chicago está sujeta a las consecuencias de las leyes de armas débiles de otros estados. Un estudio encontró que el 60 por ciento de las armas recuperadas en escenas del crimen en Chicago provenían de fuera del estado, particularmente de estados con leyes de armas débiles, como Indiana y Mississippi.

Mito #4: Un niño pequeño no puede apretar un gatillo. 

Realidad:

De acuerdo con la investigación realizada por Everytown para la seguridad de las armas, cuando se trata de tiroteos involuntarios por parte de los niños, los niños pequeños (de 2 a 4 años) corren el mayor riesgo de dispararse con un arma que no tenga puesto el seguro. Cada año, casi 300 niños de hasta 17 años acceden a un arma de fuego y se disparan involuntariamente o a otra persona, y casi 500 más mueren por suicidio con una pistola. Muchas de estas muertes se pueden prevenir si el arma se guarda en un lugar seguro. Moms Demand Action For Gun Sense In America ha desarrollado el programa de seguridad Be SMART para ayudar a padres y otros adultos a prevenir muertes y lesiones de niños a causa de las armas.

  • La campaña alienta a los padres y propietarios de armas a seguir estos simples pasos: 
  • Asegure todas las armas en su hogar y en sus vehículos.
  • Muestre un comportamiento responsable en torno a las armas.
  • Pregunte acerca de la presencia de armas que no estén aseguradas en los hogares de otras personas.
  • Reconozca los riesgos del suicidio entre adolescentes.
  • Dígale a sus compañeros que sean INTELIGENTES. Los adultos inteligentes pueden proteger a los niños vulnerables al guardar las armas bloqueadas, descargadas y separadas de las municiones, y tomando medidas para garantizar que los niños nunca tengan acceso no autorizado a armas que no estén aseguradas.

Mito #5: “La reciprocidad de portación oculta de armas” creará un estándar nacional para determinar quién puede ocultar la portación de armas en público. 

Realidad:

“La reciprocidad de portación oculta de armas” no crea un estándar nacional para determinar quién puede llevar armas ocultas en público. Más bien, obliga a los estados a reconocer estándares de los demás estados, debilitando así el estándar y permitiendo a los delincuentes y otras personas que representan un peligro para la seguridad pública, llevar armas ocultas por todo el país. 

Mito #6: La National Rifle Association (NRA) quiere desregular los silenciadores de pistolas para proteger la audición de los deportistas. 

Realidad:

Los silenciadores realmente hacen la caza más peligrosa. Actualmente, hay muchas alternativas disponibles para proteger la audición. No es la salud pública la que se beneficiaría de la venta de silenciadores, sino el mercado de los silenciadores, que es uno de los mercados de más rápido crecimiento en la industria de armas de fuego. 

Mito #7: Los delincuentes siempre encontrarán la manera de conseguir un arma. 

Realidad:

A diario, las verificaciones de antecedentes (background check) detienen la venta de armas a delincuentes. De hecho, en los últimos 20 años, las leyes de verificación de antecedentes han bloqueado más de 3 millones de ventas de armas a personas que no pueden poseer armas legalmente.  Hasta 2007, Missouri requería que una persona pasara la prueba de verificación de antecedentes antes de comprar una pistola. Después de revocar este requisito, en Missouri ha habido un aumento significativo en el tráfico ilegal de armas y un aumento del 25 por ciento en los homicidios con armas de fuego.

Mito #8: Los tiradores masivos atacan las “zonas libres de armas”. 

Realidad:

No hay evidencia de que los tiradores masivos se dirijan a estas áreas. Un estudio de Everytown for Gun Safety ha demostrado que desde 2009, solo el 10 por ciento de los tiroteos en masa se han llevado a cabo en las llamadas “zonas libres de armas”. De hecho, la gran mayoría de los tiroteos en masa (63 por ciento) se llevaron a cabo en hogares privados.  El análisis de Everytown reafirmó que debemos centrarnos en las políticas de prevención de la violencia con armas de fuego que abordan las circunstancias subyacentes a los tiroteos masivos. Estas incluyen:

Severas leyes contra la violencia doméstica que mantienen las armas fuera del alcance de los perpetradores de violencia doméstica, ya que el 54 por ciento de los incidentes de disparos en masa están relacionados con la violencia doméstica o familiar.

Mecanismos que permiten la remoción temporal de armas a individuos que han tenido un comportamiento peligroso, ya que el 42 por ciento de los tiradores en masa han dado señales de advertencia antes del tiroteo.

Verificaciones de antecedentes en todas las ventas de armas de fuego para evitar que las personas a quienes se les prohibe tener armas de fuego las puedan comprar. El treinta y cuatro por ciento de los tiradores en masa tiene prohibido comprar o tener un arma, pero algunas personas con historial violento aprovechan los vacíos legales para evitar las verificaciones de antecedentes.

Mito #9: Las armas no matan personas, son las personas quienes matan.

Realidad:

Por eso tenemos que luchar para mantener las armas fuera del alcance de personas con historias peligrosas. Sabemos que las leyes de sentido común para evitar que perpetradores de violencia doméstica y otros criminales violentos tengan armas de fuego, pueden salvar vidas.

Dra. Nancy Álvarez

Fuente: Moms Demand Action For Gun Sense in America

Sobre el Autor

Nancy Alvarez

Psicología Clínica con maestría y post grados en terapia familiar de pareja y sexual. Miembro del Board Americano de Sexualidad.


Últimos Videos

Loading...

Sobre Nancy Alvarez

Es doctora en psicología clínica con maestría y post grados en terapia familiar, de pareja y sexual, también tiene... Leer más.

Tienda en Línea

Compartir309
Twittear
Compartir
Pin
Stumble