Select Page

Las parejas y familias en transición

Las parejas y familias en transición

Cada día existen más y más familias en transición. La gran cantidad de divorcios y el hecho de que más de la mitad de los que se divorcian se vuelven a casar o a unirse a un compañero/a, hace que este sea un tema muy importante. Esta situación dispara serios

 problemas de pareja.

Las vivencias del consultorio son fundamentales también, nos llevan a entrar en contacto con realidades interesantes. Una familia en transición que vi en mi consulta, me hizo pensar lo necesario que es educar sobre este tema. ¿Qué es una familia en transición y cuál es su importancia? De eso vamos a escribir hoy.



Necesitamos educar para vivir, necesitamos

 educación sexual.

  Todo lo que atañe a la pareja, a las relaciones hombre-mujer, es sexualidad. De ahí que insista en que

 educación sexual

  es mucho más que una clasecita sobre los genitales y cómo venimos al mundo.

Cuando una persona se casa por segunda vez y ambos tienen hijos de matrimonios anteriores, las estadísticas dicen que fracasan más rápidamente. Antes, cuando sabía menos sobre pareja y familia, no entendía por qué. Es de esperarse que una pareja con un matrimonio anterior tenga más experiencia y madurez para enfrentar el matrimonio nuevo. Quizás sí, pero hay otras variables para tomar en cuenta. Los hijos, los ex-cónyuges, las familias de ambos y para completar, los nuevos hijos de ambos. Es un tanto LOS TUYOS, LOS MÍOS Y LOS NUESTROS. ¿Qué hacer cuando por lo general de cada diez parejas que se casan, seis se divorcian y de esas que se divorcian, un buen porcentaje se vuelve a casar o a unir libremente? O sea, una gran mayoría de los hogares modernos son “familias en transición”. Esa es nuestra realidad, podemos no estar de acuerdo, puede no gustarnos, pero la función de los psicólogos y terapeutas  familiares  debe ser lograr que estas familias sean más funcionales. ¿Cómo lograrlo? Empecemos por dividir en áreas las dificultades más corrientes:

* Los cónyuges anteriores. Los celos, las manipulaciones y el uso de los hijos para tratar de “pegar” como chicle a los padres ya divorciados. Las relaciones de los verdaderos padres con los padrastros y madrastras.

* Los hijos de ambos, de otros matrimonios. El proceso de “aceptar” al nuevo “papá o mamá”. Los celos mal manejados por los adultos y de nuevo la manipulación de los niños en este problema “sólo para adultos”. Obligar al niño a decirle     papá al nuevo padrastro, quitarle el apellido del padre o madre biológica sin que el niño lo pida y sin él quererlo, ni ser consultado, etc.

* Los hijos del nuevo matrimonio. Los celos de ambos hermanos,   los de madre y los de padre, con el nuevo hermano. Los adultos y la manipulación de nuevo para “alejar” a los hermanos porque es hijo de esa hija de p…o ese hijo de p…..

* Las familias políticas de ambos y las lealtades a los anteriores cónyuges. ¡Esa mujer no entra a mi casa! ¡Para     mí su esposa sigue siendo la anterior! ¿A cuál invito? ¿Fue ella la CULPABLE del divorcio? ¡Mis hijos no van a esa casa!

Como pueden ver, hay mucha tela por donde cortar. Aún existen más áreas difíciles y escribiremos sobre ellas y cada una de estas.

Sobre el Autor

Nancy Alvarez

Psicología Clínica con maestría y post grados en terapia familiar de pareja y sexual. Miembro del Board Americano de Sexualidad.

Últimas Cápsulas

Loading...

Sobre Nancy Alvarez

Es doctora en psicología clínica con maestría y post grados en terapia familiar, de pareja y sexual, también tiene... Leer más.

Redes Sociales