Select Page

Recomendaciones para controlar la eyaculación precoz

Recomendaciones para controlar la eyaculación precoz

Si una persona no logra controlar su eyaculación y ésta casi siempre lo sorprende, es un eyaculador precoz. Esto tiene serias consecuencias para el hombre porque la mujer necesita mucho más tiempo que el hombre para tener un orgasmo. Eso en caso de que no intente ser multiorgásmica, ya que todas tenemos la capacidad de serlo. El caso del hombre se complica porque hemos creído que eyacular y tener orgasmo es la misma cosa, lo que no es cierto. Se trata de dos respuestas diferentes, pero como por lo general suceden a la vez, tiende a creerse que son la misma respuesta. El hombre debe aprender a ser multiorgásmico y esto le resolvería grandemente su

eyaculación precoz.

. Casi siempre, la



ansiedad generalizada

se encuentra detrás de esto.

A continuación le ofrezco seis recomendaciones que le pueden ayudar.

1. Contraer el músculo pubocoxígeo

El músculo pubocoxígeo está ubicado en la zona de la pelvis y es el que apretamos cuando nos estamos haciendo pipí y no hay un baño cerca. Lo que usted tiene que hacer aquí es contraer este músculo cuando perciba las primeras sensaciones de una

 eyaculación.

  Esto imposibilitará la expulsión del semen, y en consecuencia la

 eyaculación,

que es algo distinto al orgasmo.

 
2. Trabajar sobre la respiración

Realizar respiraciones prolongadas y pausadas, manteniendo un ritmo constante durante el coito, reduce la

 ansiedad

  Recuerde que ésta es una de las principales causas de la

 eyaculación precoz.

 
3. Concentrarse en las sensaciones

Muchos hombres caen en la errónea creencia de que “pensar en otra cosa” puede ser efectivo a la hora de controlar las eyaculaciones. Sin embargo, lo cierto es que enfocarse en la estimulación placentera es muy importante porque ayuda a reconocer cuándo se acerca la

eyaculación

  y esto permite bajar el ritmo, sacar el pene y detenerse, etc.

 
4. Frecuencia coital

Recomiendo tener al menos tres relaciones sexuales por semana. Esto mejorará el control sobre tus reflejos. Además, cuando espaciamos las relaciones, tendemos a tener orgasmos y eyaculaciones más rápidamente.

5. ¡Disfrutar!

La

 eyaculación precoz

  se origina mayormente por causas psicológicas. Así, enfrentar la relación sexual con miedo o inseguridad es condenarse a una

eyaculación

  prematura porque el miedo o la inseguridad, también aumenta la

ansiedad.

 
6. La meditación o la auto hipnosis.

La meditación o auto

 hipnosis

pueden ayudarle mucho ya que es una de las mejores herramientas contra la

ansiedad

  y el estrés.

 
Existen muchos y buenos libros sobre el tema. Léalos. Algunos traen ejercicios para que usted los realice solo o acompañado de su pareja. No se sienta extraño, ésta es una disfunción sexual muy común. Si después de intentar todo esto sigue sintiendo que no le funciona, debe buscar ayuda profesional de un terapeuta sexual.

Sobre el Autor

Nancy Alvarez

Psicología Clínica con maestría y post grados en terapia familiar de pareja y sexual. Miembro del Board Americano de Sexualidad.

Últimas Cápsulas

Loading...

Sobre Nancy Alvarez

Es doctora en psicología clínica con maestría y post grados en terapia familiar, de pareja y sexual, también tiene... Leer más.