Select Page

Romper la rutina con mis hijos

Romper la rutina con mis hijos

Escrito por: Aurora Badillo Calderón

Como educadora siempre he defendido la importancia de crearles rutinas a los niños pues esto les ayuda a ser más organizados y sentir mayor seguridad pues saben qué vendrá después de cada momento. Sin embargo, reflexionando a partir de eventos cotidianos, he llegado a la conclusión de que las rutinas por sí mismas no bastan porque no podemos criar seres humanos totalmente programados. ¡La vida nos sorprende a cada minuto! Es preciso romper de vez en cuando la rutina para que los niños sepan qué hacer cuando sucede algo distinto a lo que esperaban. Es importante aprender a disfrutar las sorpresas e internalizar la idea de que cualquier situación puede tener un buen desenlace aunque no lo entendamos en el momento. Cada experiencia sirve, al menos, como oportunidad de aprendizaje.



Sabemos que la capacidad de adaptación es una cualidad muy preciada en el mundo laboral de hoy, también es reflejo de una alta inteligencia emocional. Nuestros hijos pueden ir aprendiendo poco a poco a adaptarse a las diferentes realidades si somos un ejemplo para ellos, ya que según como ellos ven que respondemos a las situaciones cotidianas aprenderán a responder. Pregúntese si usted es una persona que trata de adaptarse a los distintos escenarios dando respuestas constructivas y demostrando que detrás de cada problema se esconde una oportunidad, o si en cambio es de las personas que quieren tener todo bajo control y pareciera que cualquier variación en el plan es el fin del mundo.

Ahorraremos mucha frustración futura a nuestros hijos si les enseñamos a tener plan B y más aún si les mostramos cómo ser creativos y buscar soluciones alternativas cuando lo previsto falla y nos quedamos sin plan. ¿Que hay un embotellamiento en el tráfico y no podremos llegar a la hora que esperábamos? Bueno, aprovechamos este tiempo para conversar en el carro o para disfrutar de nuestra canción favorita y cantar a todo pulmón.

A fin de cuentas y sin mucha teoría, lo importante es el equilibrio pues si somos muy rígidos nos rompemos con facilidad y si somos muy laxos no daremos seguridad, ni estructura a nuestros hijos. Sugiero que sepamos ser inteligentemente flexibles y poco a poco surfeemos cada ola.

Escrito por: Aurora Badillo Calderón

Facebook : Crecer Sin Cicatrices

Contacto: Aurora Badillo Calderón

Sobre el Autor

Aurora Badillo Calderón es educadora, esposa y madre. Es magister destacada en Educación Primaria y Diplomada por la Universidad Católica del Uruguay en certificación con la UNESCO en Diseño y Desarrollo Curricular. Además, tiene especialidades en “Enseñanza de la lectura y la escritura en la escuela primaria”, “Alta gestión de proyectos” y “Gerencia y productividad”. Ha dedicado la última década a la capacitación docente y coordinación de proyectos educativos.


Últimos Videos

Loading...

Sobre Nancy Alvarez

Es doctora en psicología clínica con maestría y post grados en terapia familiar, de pareja y sexual, también tiene... Leer más.

Tienda en Línea

Compartir97
Twittear
Compartir
Pin
Stumble