Select Page

¿Vives con un rabioso?

¿Vives con un rabioso?

“Mi pareja es adicto a la rabia. Vivo con miedo cada día”. “Las cosas más pequeñas lo hacen explotar. Tengo que andar con cuidado en casa”. “Él es maravilloso y cálido hasta que consigue lo que quiere. Luego se convierte en un perro rabioso”.
 

Vivir con una persona adicta a la rabia es como vivir con una bomba de tiempo y es una situación que puede provocar serios

 problemas de pareja.

  Nunca sabes cuándo va a explotar y vives con miedo y tensión constantemente. Cuando amas a alguien así te sientes controlado por su rabia y no te puedes relajar porque temes que te agarre fuera de “base”.

 
Si tu pareja tiene problemas controlando la rabia, adaptas tu comportamiento a las situaciones y dejas de ser tú mismo para no molestar. No me refiero a la rabia normal o saludable pues todos en algún momento la sentimos y la manifestamos. Me refiero a una persona explosiva e incontrolable.
 
¿Quieres saber si tu pareja es un adicto a la rabia?
 
He aquí algunos signos de alerta para saber si tu pareja tiene un serio problema con la rabia:

* Se pone muy rabiosa cuando las cosas pequeñas no salen a su manera y se desquita con las personas a su alrededor.

* Cuando no estás de acuerdo con él, te grita, usa palabras amenazantes y tiene otros comportamientos exagerados. Tu pareja es muy impaciente y se molesta extremadamente si tiene que esperar para que le atiendan, manejar detrás de un vehículo lento, o que le pongan a esperar en el teléfono.

* Cuando le pides que haga algo simple, se pone a la defensiva y rebelde.

* Cuando intentas hablarle de cómo su comportamiento te afecta, lo interpreta como un ataque y te ataca a ti.

* Demuestra su rabia al cerrar la puerta, tirar el teléfono, salirse de la habitación o de la casa, dormir en el sofá, etc.

* En segundos puede pasar de ser una persona amorosa y cálida a lunática.

* A menudo, sube la voz y se pone rabioso en lugares públicos, restaurantes, plazas, casa de amigos, etc.

* Expresa su rabia físicamente, dando o tirando objetos, jamaqueándote o dándote a ti o a tus hijos.

Nos damos cuenta de que tener un potencial problema con la rabia es uno de los defectos fatales mas fáciles de detectar. Nadie se convierte en un adicto a la rabia de la noche a la mañana. Al comienzo de la relación, notarás signos similares a los de la lista anterior.
 

Es importante recordar lo siguiente:

Jamás ignores los signos de alerta que indiquen que tu pareja tiene un problema con la rabia. Confía en tu instinto y no permitas que te intimide.

Si algunas de estas frases le encajan a tu pareja, necesitas tomar acción inmediatamente para confrontar el problema e insistirle en que busque ayuda.

Si muchas de estas frases te acuerdan a tu pareja, estás en una relación muy disfuncional y debes darle un ultimátum de que detenga el comportamiento abusivo inmediatamente o le abandonarás. Indudablemente, estás jugando a la víctima en la relación y necesitan acudir a

 terapia de pareja

 y tú debes buscar terapia para ti también.

 

Si la mayoría de estas frases definen tu relación de pareja, ¡sal de esa relación ahora! Aunque tu pareja este dispuesto a buscar ayuda, le va a tomar mucho tiempo sacar su rabia y tú no tienes por qué ser maltratada un día más, ni vivir en una relación que te lleve a la

  depresión.

  Cuídate primero y trabaja con un profesional para recuperar tu autoestima y auto respeto.

Sobre el Autor

Nancy Alvarez

Psicología Clínica con maestría y post grados en terapia familiar de pareja y sexual. Miembro del Board Americano de Sexualidad.

Últimas Cápsulas

Loading...

Sobre Nancy Alvarez

Es doctora en psicología clínica con maestría y post grados en terapia familiar, de pareja y sexual, también tiene... Leer más.